Después del éxito estratosférico de La Guerra de las galaxias (1977, 1980 y 1983), Hollywood esperaba su próxima gran saga espacial. Fue en ese momento cuando, en 1984, Lynch trajo a la gran pantalla Dune, la adaptación cinematográfica de la saga literaria escrita por Frank Herbert. En su momento no gustó ni a público ni crítica, aunque sí que es verdad que con el paso del tiempo, los mas acérrimos al género la han puesto en buen lugar.

Ahora, Denis Villeneuve tiene en sus manos volver a llevar esta saga al máximo esplendor con su nueva adaptación que estrena este 2020, de la cual ya tenemos primeras imágenes iniciales.

Es por eso que os traemos una retrocrítica de la versión de 1984.

Dune, campo de batalla

Por orden imperial, la familia Atreides debe hacerse cargo de la explotación del desértico planeta Arrakis, también llamado «Dune». Es el único planeta donde se encuentra la especia, una potente droga que es indispensable para los vuelos espaciales. Antes el planeta había sido gobernado por los Harkonen, cuyo despotismo había dejado una huella indeleble en la población. Cuando, con el beneplácito del emperador, los Harkonen atacan el planeta para recuperar el poder perdido, Paul, el hijo del duque Leto Atreides, tiene que huir al desierto. Allí, además de afrontar múltiples peligros, se le presenta una oportunidad de derrocar a los Harkonen.

DUNE1 - Retrocrítica ‘Dune’ – El espacio según David Lynch

Viaje espacial con turbulencias

Y la gran pregunta para empezar esta crítica: ¿es tan mala como se dijo en su momento? Pues mal me pese, por el amor incondicional que le tengo a Lynch, es un desastre. ¿Por qué? Analicemos la película…

Su principal y mayor defecto es el guión. Nos encontramos con un guión confuso, liado, pesado, etc. Y esto no en el buen sentido, me explico: no es una película confusa como lo serían otras de Lynch. Las otras películas de Lynch cuestan de entender pero por su surrealismo, su juego de conceptos, sus constantes metáforas,.. y eso es lo que las hacen películas confusas pero muy buenas.

Esta película, en cambio, es confusa; y no por una complejidad o juego artístico, sino por lo mala adaptación de la novela que es. Desde el primer momento hay un montón de personajes: familias reales, especies, criaturas, villanos y ‘héroes’, etc. Todos ellos sin ningún tipo de contextualización o introducción bien planteada. Si el espectador no ha leído las novelas percibirá cómo hay muchísimos elementos y conceptos que se le escapan totalmente y un cúmulo de personajes los cuales no entiendes quiénes son ni la función que cumplen.

Dune 400747508 large - Retrocrítica ‘Dune’ – El espacio según David Lynch

Pero si el espectador sí ha leído las novelas, también se sentirá mal con el producto. Notará como todo un conjunto de variables que aparecen repartidas en diferentes libros, o que aparecen en un libro pero explicado de manera muy extensa, son metidos en la película de manera muy prematura y rápida. Y haciendo que todo aquello que han leído esté puesto sin ningún tipo de cuidado ni preparación.

En conclusión, toda la película está sobrecargada, y esto provoca que todos sus elementos atractivos acaben volviéndose en su contra.

Y en cierta manera Lynch sabe que su película carece de esa fuerza, o al menos así lo intuyo yo, porque sino no entiendo el porqué de la voz en off de los personajes. Me da que pensar que se quería utilizar como recurso para poder conectar conceptos, personajes o subhistorias de la película que a lo mejor podían confundir al espectador, pero este intento es en vano. La voz en off no solo confunde, sino que hace más lento aún el relato.

Este es otro de los problemas, el ritmo. El ritmo de la película, en principio, no había de ser lento. Si analizas la película, el timming que sigue a lo largo de las dos horas de metraje sería el correcto (inicio de conflicto, presentación de personajes, evolución de personajes a lo largo de la aventura, desenlace y similar), pero debido a los errores cometidos que hemos comentado antes, la película pierde fuerza. Es decir, aunque su estructura sea correcta y dinámica, el film se hace lento y pesado.

dune2 - Retrocrítica ‘Dune’ – El espacio según David Lynch

“Always look on the bright side of life”

Siempre creo que una película, por muy mal sabor de boca que te haya dejado, tiene que tener algún aspecto que sea correcto. Y si en Dune me cuesta encontrarlo, creo que me decantaría por dos puntos:

Por un lado, Kyle MacLachlan. Actor clásico en las películas de Lynch, siempre cumple con su actuación y en esta película (por suerte) también.

Por otro lado, la ambientación. Sí, puede parecer un ‘copiar y pegar’ de Star Wars, pero separando similitudes, tiene estética y estilo propio, y al menos visualmente es correcta.

El futuro de Dune con Dennis Villeneuve

Entonces, ¿qué podemos esperar del remake que está en camino? Pues sinceramente, que muy mal lo tendría que hacer el bueno de Dennis para que no le surgiera un buen proyecto (o al menos que no superara al de Lynch). Eso sí, yo personalmente le pediré mucho a Villeneuve, ya no solo por lo buen director que es, sino porque saber lo que no funcionó anteriormente, es una gran ayuda para no cometer los mismos errores.

Y algo me dice, que eso, ya lo sabe. Ya que como el mismo director ha dicho, Warner Bros ha acordado contar toda la historia en dos películas. ‘No estaría de acuerdo en hacer esta adaptación del libro con una sola película’, dijo Villeneuve. ‘El mundo es demasiado complejo. Es un mundo que toma su poder en los detalles’.

Dune15 - Retrocrítica ‘Dune’ – El espacio según David Lynch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here