La música del agua
La música del agua es la segunda parte de la serie Diario de una viajera en el tiempo. Reseña de la primera parte, El reflejo del agua, aquí.
Sinopsis:

Diana regresa a su época. Sin embargo, no lo hará sola. Su familia del pasado viajará con ella. Mientras los acontecimientos siguen alterando el curso de la historia doscientos diez años atrás, la protagonista se debate entre la seguridad que le brinda su tiempo y el amor que siente por Samuel. Un inesperado descubrimiento sobre sus verdaderos orígenes hará tambalear la relación con los parientes del siglo XIX.

¿Decidirá regresar con sus ascendientes más de dos siglos atrás? ¿Logrará descubrir cómo los acontecimientos pasados transforman el presente? ¿Y si ya hubiera otros viajeros en el tiempo alterando la historia? Diana continuará descubriendo las claves de su vida mientras desvela los misterios que esconden los viajes en el tiempo y su propia familia.

La música del agua y la casa familiar

La trama que envuelve a Diana y sus familiares del siglo XIX crece y evoluciona a través de esta segunda parte. Al contrario que la primera novela que era algo más lenta, debido a la presentación de personajes y la gran cantidad de datos históricos, La música del agua coge buen ritmo desde el principio y nos sorprende gratamente.

A través de las vivencias en la casa familiar, Miriam Erlan va cerrando el círculo alrededor de los viajes en el tiempo. La historia real sigue estando muy presente y la aparición de personajes que existieron hace tantos años hacen de esta historia casi un libro verídico. Los personajes principales, Diana, Samuel o la abuela Engracia, no necesitan más presentación. Además, su evolución es clara a lo largo de las páginas del libro y hacen de La música del agua una excelente continuación.

Aunque si bien es cierto que la trama está centrada en el círculo familiar, se hace un poco claustrofobico no salir de las mismas cuatro paredes. Me hubiese gustado que se viera un poco más las reacciones de los personajes fuera de su época en un ambiente externo. Aun así, el choque de épocas se ve muy bien reflejado, al igual que en El reflejo de agua, a través de la forma de pensar de los personajes.

Porque el tiempo es como el agua, escurridiza y moldeable. Porque el agua es como el tiempo que avanza sin cesar, monstrándonos la música que surge en su fluir eterno, la música del agua…

Una continuación muy buena, y con ganas de más. El final deja aún algunas dudas por resolver y cabos sueltos. Esperamos que Miriam Erlan nos tenga preparada alguna sorpresa muy pronto.

Os recomendamos que no os perdáis ambas novelas. Aquí tenéis los enlaces directos para Amazon.

La música del agua en Amazon

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here