La segunda parte de El lugar donde los equilibristas descansan, Canto de ballenas, vuelve de nuevo a zambullirnos en un caos a través de las realidades que harán que pierdas la cabeza. Gracias al autor por la oportunidad de seguir sumergiéndonos en su obra y disfrutar de su lectura.

Estamos ante una novela de ciencia ficción diferente a otras de su mismo género. Cuando empiezas a leer, podrías creer que el autor divaga sin rumbo. Pero a medida que avanzas te das cuenta que tiene claro lo que quiere contar. El lugar donde los equilibristas descansan es mucho más que una simple obra de ciencia ficción. A pesar de mezclarte los viajes entre realidades, aliens y futuros dispares el autor busca hablar de temas actuales. El lector irá descubriendo todas estas verdades y separándolas de lo que no es real al mismo tiempo que sus personajes.

Siguiendo la línea de la primera parte, Canto de Ballenas está dividida en 6 partes y subdivididas en capítulos. Dichos capítulos llevan el nombre del personaje o personajes en los que la historia se va a centrar. En esta ocasión nos reencontramos con viejos conocidos como Paul, Björn y Kim, así como Roxanne, quien tuvo un papel más pequeño en la anterior parte. El «personaje» destacado en Canto de Ballenas es Pandemia, algo que vivimos muy actualmente. A diferencia de su predecesora, esta obra no hace tantos saltos de un lugar a otro. Cada capítulo sigue una narración más lineal, aunque esto no significa que no siga siendo el rompecabezas que ya fue la primera parte.

A medida que la trama avanza las diferentes «historias» las vas enlazando en cierta medida hasta finalizar de manera sorprendente. Al concluir la obra vuelves a darte cuenta que el autor ha jugado contigo. Es entonces cuando ves la destreza de este a la hora de hilar una trama tan disparatada pero consiguiendo cerrarlo magistralmente.

Si todavía no lo habéis hecho, os invito a adentraros en el universo de los equilibristas y viajar a través de las realidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here