P.D. Todavía te quiero

Netflix nos deleitó en 2018 con la comedia romántica A todos los chicos de los que me enamoré, basada en la novela de Jenny Han. Fue un éxito tan grande que rápidamente anunciaron planes para adaptar las otras dos novelas de la trilogía: PD Todavía te quiero y Para siempre, Lara Jean. La secuela ya ha llegado, y aunque puede que no tenga el brillo de su predecesora, es una continuación interesante a una historia de amor juvenil que nos ha gustado mucho.

P.D. Todavía te quiero - Peter y Lara Jean

P.D. Todavía te quiero

Encontramos a Lara Jean (Lana Condor) y Peter (Noah Centineo) en las primicias de su relación como pareja, justo después de los eventos de la primera película. Tienen que tener su primera cita real, sus primeras cenas familiares juntas y su primera conversación sobre sexo. Pero más que eso, tienen que navegar en el hecho de que el mundo no se reduce solo a ellos dos. Cuando todo parece tan perfecto, Lara Jean recibe respuesta a otra de aquellas cartas que jamas pensó enviar.

Aquel lote de cartas que su hermana, Kitty, envió a traición, las mismas que unieron a Peter y Lara Jean, traen de vuelta a la vida de la protagonista a John Ambrose McClaren (Jordan Fisher). Con una nueva pieza en el tablero, la película toma un giro diferente a su predecesora al jugar en un triángulo amoroso. El punto es que ambos son encantadores y se preocupan por ella.

En PD Todavía te quiero las hermanas de Lara Jean tienen mucha menos presencia. Kitty está un poco; Margot en absoluto. En esta segunda parte, se profundiza más en las amistades de Lara Jean, tanto las viejas como las nuevas. Entre las últimas tenemos a una de las residentes de la casa de retiro interpretada por Holland Taylor. Holland le da brillo a la película, pero se echa de menos a las hermanas.

La película es menos vertiginosa y más sólida, un poco menos impregnada de la escuela secundaria y más de lo difícil que es hacer que las relaciones funcionen. También tiene menos humor, en parte porque las escenas entre Lara Jean y Peter tienen más tensión que coqueteo. La primera parte fue la comedia romántica; esta era algo más. Una historia sobre enamorarse no puede ser seguida por otra historia sobre las mismas personas que se enamoran de nuevo.

Donde A todos los chicos de los que me enamoré era una historia sobre enamorarse, PD Todavía te quiero es una historia sobre tratar de permanecer enamorado. Y es, a su manera, muy romántica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here