El 21 de febrero se estrena en España Manhattan sin salida (21 Bridges), la nueva película protagonizada por Chadwick Boseman. El nuevo thriller policial de Diamond Films está producido por los hermanos Russo, y estas son nuestras impresiones.

Atrápame si puedes

Andre Davis (Chadwick Boseman) es un policía de Nueva York al que le encarga la investigación del asesinato de varios policías. Durante la búsqueda contrarreloj de los responsables, en la que se cierran por primera vez en la historia de Manhattan todos los puentes que acceden a ella, el detective descubre una conspiración en la que tendrá que discernir entre aquellos a los que caza y los sospechosos que están tratando de cazarle a él.

A veces, menos es más 

Para empezar la crítica creo que lo primero que hay que decir es que lo más destacable de Manhattan sin salida (21 Bridges) es la simplicidad de la trama, y no lo digo como algo negativo.

Estamos en 2020, hace ya unos cuantos años que el término ‘película de acción’ (ya sea policíaca, un thriller, etc) va ligada de la mano del termino ‘blockbuster’. Y en el caso de 21 Bridges no es así. En vez de querer vendernos grandes secuencias de acción con grandes explosiones, tiroteos y persecuciones poco realistas, nos encontramos con una fórmula simple pero efectiva.

La película coge aquello que hacía tan carismática las películas policiacas de antaño: un policía en busca de unos villanos a contrarreloj, mientras va encajando las piezas y descubre el misterio. Con un ritmo correcto y unas actuaciones satisfactorias, la película consigue captar la atención del espectador para querer ver más giros de guión y escenas de acción moderadas.

Ahora, todos estos piropos lanzados no significan que la considere una gran película, no nos confundamos. Simplemente es una mención a querer hacer otro tipo de acción policiaca. Pero como he dicho, la fórmula es excesivamente simple, y eso provoca que, aunque disfrutes de lo que ves, no hay una complejidad ni un misterio suficientemente grande como para no saber qué va a pasar. En ese aspecto es bastante previsible.

También tengo que hacer mención al hecho de que, igual que he comentado que los actores están muy bien, como serían Boseman y J.K. Simmons, he de remarcar una persona del elenco que no me ha convencido (bueno, personalmente no me convence en ningún proyecto), y es Sienna Miller. Su personaje es interesante, pero parece que la actriz carece de ganas en interpretarla y nos brinda una actuación de nivel bajo.

Conclusión

¿La película es magnífica? No.

¿La película es mala? No.

La película sencillamente es un buen entretenimiento basado en una trama efectiva y sustentado por unas buenas actuaciones. Manhattan sin salida no pasará a la historia, pero me gustaría volver a ver una aventura del policía Andre Davis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here