El próximo viernes día 24 de mayo se estrena en salas españolas ‘La Viuda’ (el titulo original es ‘Greta’). Nosotros, gracias a Diamond Films, tuvimos la oportunidad de verla con antelación y estas son nuestras impresiones.

La adorable señorita Greta

La historia nos presenta a Frances (Chloë Grace Moretz), una joven que, tras la muerte de su madre, decide mudarse a vivir a Nueva York. Un día viajando en metro, Frances se encuentra un bolso abandonado, decide ver a quién pertenece y dónde vive su dueña para entregárselo en persona. Esa dueña es Greta, una pianista viuda que vive sola porque su hija está viviendo en París.

La falta de una madre de una, y la falta de compañía de la otra, hace que rápidamente se convierten en amigas, pero su amistad cambia cuando se descubren las siniestras intenciones de Greta.

El valor de los pequeños detalles

Siempre en mis cítricas acostumbro a hablar primero de los aspectos más positivos de las películas y luego ya hablo de los aspectos más negativos. En el caso de La Viuda haré un cambio en la estructura, porque con esta película tengo muchas opiniones y sentimientos distintos.

Y es que lo que menos me gusta de la película sería su temática. Sí, básicamente lo que menos me gusta es la idea en general de la película, por extraño que parezca. La causa de esto es que películas de acosadores/as, secuestros, persecución psicológica, etc hay muchísimas, y La Viuda no deja de ser una película más de ese género, que ni innova ni cambia ninguna de las pautas establecidas en ese género, argumentalmente hablando.

Y digo argumentalmente hablando porque en otros aspectos sí que innova (o al menos les dedica mucho interés y cariño a otros elementos), y esos son los aspectos que más me gustan de la película. La dirección de Neil Jordan, por ejemplo, es uno de esos aspectos. Creo que Jordan juega con maestría con la cámara, cada plano está dirigido de una determinada manera para que sintamos la angustia, el miedo y/o la duda de cada personaje. Y eso ayuda mucho a la película, ya que consigue un factor empático que se suma a la interpretación de las actrices o actores (de los cuales ya hablaremos más adelante).

Otro factor que va cogido de la mano de la dirección es su banda sonora. Dominik Scherrer consigue que el susto, el miedo, la bondad y todos los sentimientos de cada momento de la película se transmitan con su música. Considero que el punto mas fuerte de esta BSO es alejarse del típico susto de trompetas y/o tambores en momentos de máximo miedo (que alguno hace también), para optar por un relato musical en todo el film, no solo en momentos impactantes.

Después de estos halagos tengo que remarcar algo negativo (hay que hacer una de cal y otra de arena), y es su predictibilidad. Si al principio de la crítica hablábamos de su poca innovación argumental, creo que hay que remarcar también su exceso de acontecimientos poco creíbles. No quiero entrar muy en detalle en este aspecto para no hacer spoilers, pero sí que tenía que mencionarlo. Y es que si algo malo tiene La Viuda es que por la mitad del film hasta el final, hay un conjunto de acontecimientos que hacen que pierda realismo la historia.

Hupper y Moretz, dos mujeres de renombre

Podría haber continuado en el apartado anterior como aspectos positivos, pero quería remarcar en un apartado aparte el trabajo de las dos protagonistas. A Moretz la hemos visto crecer desde pequeña en este mundo, y a diferencia de otras pequeñas estrellas que desaparecen o se encasillan, Moretz ha demostrado una evolución enorme interpretativamente, además de que todos los géneros que toca los borda. Y en esta película hace una interpretación muy satisfactoria.

Y luego tenemos a Isabelle Hupper, la que se lleva el broche de oro. Si os soy sincero, es la primera vez que la veo en pantalla, oí grandes criticas de su talento con Elle de Paul Verhoeven. Y con esta película la he descubierto y me ha dejado un increíble sabor de boca. Su capacidad para transmitir desde la más absoluta tranquilidad y afabilidad hasta el máximo odio es sorprendente.

Conclusión

Sé que esta crítica ha sido más de aspectos técnicos que no de aspectos argumentales o del mensaje que quiere trasmitir la película (que no deja de ser una metáfora in extremis de hasta qué nivel de locura se puede llegar a causa de la soledad), pero como he dicho, la película ya es algo que hemos visto antes, entonces hablar de ella de forma más detallada sobre la historia quitaría la poca sorpresa que puede aportar.

Con lo que quiero que os quedéis es con lo siguiente: La Viuda es uno de esos thrillers psicológicos en los que ves venir cada giro que da el argumento, pero que cuenta con actores tan entregados en su ejecución que acaban captando toda tu atención. Que aun ser irregular, la atmosfera creada es más que correcta e interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here