Puede que sea de las últimas en ir a ver el musical que cerró el año pasado, y que ha recibido críticas dispares. Muchos la crítican por sus canciones poperas totalmente desacordes con la época en la que se ambienta; otros, por su inexactitud histórica e idealizar a un personaje que no fue tan bueno como te lo presentan en el filme. Todo es cierto. Pero olvidan algo: “El Gran Showman” es una película musical pensada para entretener a toda la familia, sin complicarse la vida, y presentándote unos números espectaculares que te harán salir bailando del cine. Conmigo lo consiguió.

¡Empieza el Show!

La magia del espectáculo te envuelve desde el primer minuto. Y a partir de ahí, prepárate para disfrutar de cada número musical, con coreografías impresionantes y grandes voces que os pondrán los pelos de punta.

Ese es el objetivo de “El Gran Showman”: ofrecernos una historia entretenida y bella visualmente, sin importar si es exacta o no a los acontecimientos históricos. ¿Acaso es la primera película que lo hace?

Una banda sonora al estilo Broadway 

Después de ver la película, ¿os extrañaría verla adaptada al teatro? Y es que las canciones creadas por Benj Pasek y Justin Paul, los también compositores del musical “La, la, land” tienen los ingredientes necesarios para ello. Y, a diferencia de otros musicales, no ha habido ninguna que me sobrara. Todas las canciones encajan a la perfección, y si te dejas llevar, verás cómo tus pies siguen el ritmo.

¿Lo mejor? Hugh Jackman

Sí, porque lo ves disfrutar como un niño. Se siente a gusto en este registro, y lo transmite desde la primera escena, contagiándote su entusiasmo. Nos encanta tener a un actor de su talla en producciones de este tipo. ¿Y a vosotros?

¿Nos ha gustado “El Gran Showman”?

Nos ha encantado. Ya lo he dicho. A pesar de ser una historia simple, sin complicaciones, muestra unos valores universales que nunca mueren. Dejaros llevar. Esa es mi recomendación. Disfrutar de cada número musical, de cada actuación. Si así lo hacéis, saldréis bailando y cantando de la sala. Si, por el contrario, le buscáis los cinco pies al gato, os perderéis un entretenimiento que, aun sin ser perfecto, consigue hacerte pasar un buen rato.

¡No dudéis en ser vosotros mismos y disfrutar del espectáculo!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here