El hecho de que Netflix tome prestadas ideas de otras series no nos sorprende. The I-Land, a pesar de reunir buenos argumentos de otros programas, ha sido el último gran fracaso de la plataforma. ¿Es realmente tan mala? ¿O simplemente una serie más del catálogo?

The I-Land

Un grupo de, aparentemente, completos extraños se despierta en una isla desierta, con pocos recuerdos de sí mismos (ninguno al principio), y sus nombres cosidos en sus ropas. Mientras intentan hacer lo básico (encontrar agua, comida y encender un fuego), los ánimos acaban por caldearse y los grupos a formarse. Las pistas los llevan a darse cuenta de que hay mucho más en juego y que la isla esconde secretos.

La hermanastra pequeña de Lost

Aunque el final de Lost decepcionó profundamente a muchos fans, no podemos negar que la serie fue un evento televisivo que hizo historia. Muchas cadenas han intentado retomar el éxito de esta con sus propias versiones. The I-Land es otro intento de ello. Y lo hace, además, reuniendo ideas sueltas de otras producciones, como Black Mirror, Matrix o Dark Matter.

Natalie Martínez (Death Race) lidera el elenco, interpretando a una protagonista dura e ingeniosa. Es el foco de toda la serie y la única que tiene una evolución más o menos decente a lo largo de los episodios. Del resto del elenco, entre los que encontramos a Kate Bosworth (Lois Lane de Superman Returns), Alex Pettyfer (Soy el Número Cuatro), Bruce McGill (Last Boy Scout) y Maria Conchita Alonso (Predator 2), poco podemos decir de ellos. La serie es bastante corta y desarrollar a todos los personajes era una tarea casi imposible. De todas maneras, creo que cada uno aporta su granito de arena a la trama y al desarrollo de esta.

The I-Land no busca ser una serie complicada. Ni siquiera tiene la fuerza para convertirse en una gran serie. Pero me pareció bastante interesante desde el primer episodio y la trama me enganchó casi desde el principio. Aunque si bien es cierto que el final te deja con muchas dudas, no sería la primera serie que se olvida de darte toda la información. Busca transmitir un mensaje. No algo en lo que pensar por días, ni algo que no hayamos pensado antes. Ni siquiera es un gran mensaje. Es una serie simple. Pero al mismo tiempo, puede ser entretenida. Una de esas que ves mientras haces otras tareas, cocinar, planchar, escribir…, que no requieren mucho de tu atención.

La serie ha tenido todas las críticas en su contra. Por nuestra parte, no obstante, queremos recomendaros que le deis una oportunidad. No a todo el mundo le gustará, pero si se lo permites quizá pueda convertirse en un no tan malo entretenimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here