Este jueves pasado disfrutamos, como muchos fans, del que es considerado el estreno del año. Y es que Spider-man: No way home era una de las películas más esperadas de la franquicia creada por Marvel, y tras muchos meses llenos de filtraciones y rumores, al fin llegó el día de ver cuán cierta era toda la información que corría por internet. Para muchos ha resultado ser un evento único y épico como fue Endgame. Para otros, ha resultado ser un film que, pese a ofrecer una buena dosis de fan-service y emotividad, podría haber sido una experiencia más disfrutable si la campaña de marketing hubiera sido diferente.

Un festín arácnido

Spider-man: No way home está hecha con mucho amor. Eso no se le puede negar. Es una película dedicada al personaje, a la esencia de este, y a pesar de contar con Strange, no hereda el papel de mentor de Stark, y afortunadamente, queda relegado a un papel secundario. Porque este cierre está dedicado al universo del hombre arácnido, y, aunque no es perfecto, consigue emocionar y elevar esta nueva trilogía a un nivel inimaginable.

2726143 - Crítica de "Spider-Man: No way home" - Un cierre imperfectamente perfecto

Esta nueva fase con Tom Holland como Peter Parker permanecía muy encasillada en la etapa juvenil del personaje. Y este punto final de la trilogía del hombre araña nos ofrece una evolución muy madura del protagonista, y ahonda en su bondad, en su humanidad, y en su deseo de ser el amigo y vecino de todo el universo (o universos, guiño, guiño). Es ese mensaje tan lleno de luz el que mantiene a flote la película, sobre todo en los momentos en los que el guion flojea. ¿Se siguen tomando decisiones demasiado fáciles para llegar al objetivo en cuestión? Sí, y podríamos hablar de ello largo y tendido. Pero si nos quedamos con lo bueno, Spider-man: No way home se mantiene a flote y consigue cautivar al espectador al unir todos los universos cinematográficos del arácnido y traernos de vuelta a personajes emblemáticos y a aquellos intérpretes que les dieron vida.

Y es alrededor de dichas caras conocidas que el guion se mueve para explorar el significado del lema que acompaña a Spider-man: un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Las acciones, sean buenas o malas, tienen consecuencias. Porque incluso para hacer lo correcto, puede que tengamos que sacrificar lo más valioso que tenemos. Si nos centramos en dicho mensaje, la película cumple bien, gracias sobre todo a la interpretación de Holland, quien una vez más se entrega en cuerpo y alma para dar lo mejor. Y el final de la película abre las puertas a una nueva etapa muy interesante. Una que esperábamos con muchas ganas.

Un impacto menos emotivo del esperado

Sin duda, la película gustará más sobre todo a aquellos espectadores que consigan llegar sin saber nada de las innumerables filtraciones que han habido durante estos meses pasados. Pero, para aquellos que nos movemos por redes sociales, eso ha sido muy difícil. De modo que al final, el impacto que pudiera tener el primer visionado iba a verse muy influido por ese aspecto. Y así ha sido. Han habido pocas sorpresas. No obstante, y vuelvo a reiterar, el film desprende amor por el personaje, y el festín de acción y emoción que nos ofrece es suficiente para hacer disfrutar a los fans.

391313 - Crítica de "Spider-Man: No way home" - Un cierre imperfectamente perfecto

Tal vez el motivo de tantas filtraciones en internet fuese motivar a los espectadores a ir a los cines. Sabemos que la pandemia ha afectado bastante a la recaudación de muchos títulos cinematográficos, y puede que el plan de marketing de Sony tuviera como objetivo conseguir cubrir los gastos y sacar beneficios. Es comprensible. Pero confiamos en que aprenda de sus errores y opte por una campaña menos agresiva. Menos explícita. Si hubiesen mostrado menos, y mantenido más la expectación, la experiencia habría sido completamente distinta.

Spider-man: No way home es un gran disfrute visual. Merece la pena verla en pantalla grande. Es un buen cierre. Se nota que está hecha con cariño al personaje. Y ya solo por eso es fácil disfrutarla a pesar de sus imperfecciones (que las tiene). No tendrá un gran impacto en muchos espectadores (como nosotras), pero el hecho de haber podido ver en pantalla la unión de todo el universo cinematográfico de Spider-man hace que sea una experiencia única. Y ya solo por eso nos sentimos agradecidas. Porque nunca imaginamos poder vivir esto. Gracias Marvel por tanto.

PD: pero siempre es bueno aprender de los errores. No lo olvidéis.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here