Netflix sigue al pie del cañón ofreciendo nuevo entretenimiento que sea un éxito. Tras la buena acogida de A todos los chicos de los que me enamoré, ya podéis disfrutar de otra comedia romántica que seguro que os cautivará. Sierra Burgess es una perdedora complace y entretiene. Y nos recuerda cosas importantes que no debemos olvidar para no perder nuestra identidad.

¡Barbara ha vuelto!

Era broma. El personaje de Stranger Things no ha regresado, pero sí la actriz que le da vida. Shannon Purser vuelve a Netflix como protagonista de la película. En esta comedia romántica cuya trama sucede en un instituto, una joven llamada Sierra no es para nada la más popular. Pero no le importa, y no duda en decirse cada día que es un ser maravilloso. Por casualidades de la vida, empieza a recibir mensajes de Jamey (Noah Centineo), un deportista guapo y sensible de un instituto cercano que cree estar escribiéndole a Verónica, la chica popular del instituto de Sierra. De ese modo, surge entre ellos un romance que hace que olvidemos por completo la belleza física. Pero a la vez, despierta ciertos temores en la protagonista que la llevarán a vivir situaciones cómicas y otras un tanto estrambóticas. Sin duda, vemos ciertos rasgos que nos recuerdan a Cyrano de Bergerac, adaptados al siglo en el que vivimos y aportándole aire nuevo a este genero cinematográfico.

Una buena historia que enamorará, al igual que su protagonista.

La belleza está en el interior

Pese a no ser tan realista como nos gustaría, Sierra Burgess es una perdedora nos recuerda cuán importante es enamorarnos del alma, no del aspecto. Porque la belleza física no dura siempre. Por lo menos, los esquemas estipulados por la sociedad.

Con una buena dosis de humor y escenas muy dulces entre la pareja protagonista, consigue cautivar por el discurso que hay de trasfondo.

Shannon es ideal para este papel, y Noah Centineo vuelve a ser el chico del que todas se enamorarán. RJ Cyler, que interpreta al  amigo de Sierra, aporta momentos muy entretenidos a la trama, y actúa como Pepito Grillo con su amiga. Kristine Froseth consigue que veamos más allá de su cara bonita. Y aunque sean dos personajes secundarios, me encantó volver a ver a Lea Thompson (Regreso al Futuro) y a Alan Ruck (Persons Unkown) – actores conocidos en la pequeña y la gran pantalla -, quienes interpretan a los padres de Sierra. Además, Chrissy Metz (This is us) también tiene un pequeño papel como la madre de Verónica.

¿Recomendamos “Sierra Burgess es una perdedora”?

Si te gustó A todos los chicos de los que me enamoré, esta película también te cautivará. No solo por su tierna historia y sus personajes, sino también por el mensaje que transmite: querernos a nosotros mismos tal y como somos y ver más allá de las apariencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here