Si buscáis una serie entretenida para una tarde de fin de semana, os recomendamos Lupin, una serie francesa distribuida por Netflix, inspirada en las aventuras ficticias del ladrón Arsène Lupin. Este ladrón de guante blanco creado por Maurice Leblanc tiene la misma fama en Francia que Sherlock Holmes en Inglaterra. Si hasta ahora no lo conocíais, gracias a la serie muchos sentirán curiosidad por el personaje. Y con razón, porque la serie funciona muy bien, siendo un pequeño homenaje a las aventuras del ladrón francés.

Omar Sy interpreta a Assane Diop, un personaje con una vida totalmente misteriosa. Veinticinco años antes, mientras todavía era adolescente, el padre de Diop muere tras ser acusado de un delito que no ha cometido. Ahora, Diop planea su venganza contra la familia Pellegrini, una rica familia que metió a su padre en prisión, causando su muerte. Y todo ello, basándose en las aventuras de Arsène Lupin.

1 2OLj2uAD79aTQuqllzCo4Q - Crítica de "Lupin" - Excelente adaptación del ladrón de guante blanco francés

La serie está bastante bien hilvanada, ofreciéndonos buenas dosis de acción en medio de las calles de París. Su protagonista está brillante, dándole a su personaje gran carisma, característica por la que sobresale en sus interpretaciones.

Utilizando las aventuras del famoso ladrón de guante blanco, el guión nos ofrece una primera tanda de cinco episodios que fluyen de manera dinámica, entremezclando los planes ideados en el presente por Diop, basados en las novelas del personaje de Leblanc, y a la vez va desarrollando al protagonista y compañía gracias a los flashback bien incorporados.

¿El resultado? Una serie interesante que deja con ganas de más. Un paseo por París, una de mis ciudades favoritas, con Omar Sy (quien me conquistó desde Intocables) siendo un auténtico caballero ladrón de guante blanco. ¿Qué más se puede pedir? Lupin ha conseguido cautivarme, y necesito la segunda parte. Y, además, al igual que hizo la exitosa Sherlock, esta serie puede llevar a las nuevas generaciones a sentirse atraídas por clásicos de la literatura universal. A veces, lo que no consigue la educación obligatoria, lo hace el cine y la televisión. Lo que demuestra una vez más que el cine es cultura, y por tanto hay que preservarlo.

Dejaos embaucar por Lupin. Sus episodios duran algo menos de 60 minutos, pero no es un obstáculo. La historia es muy dinámica, y su último episodio dejará con ganas de más. Al menos, yo estoy deseando continuar con esta aventura.

450 1000 - Crítica de "Lupin" - Excelente adaptación del ladrón de guante blanco francés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here