Los Oscars están a la vuelta de la esquina (más literal no podría ser) y seguimos repasando los títulos nominados a mejor película. Hoy os hablamos de nuestras impresiones de Le Mans ‘66 (Ford v Ferrari). Una historia llena de adrenalina con un reparto notable pisando fuerte.

La emoción de Le Mans ‘66 en pantalla

James Mangold (Logan) nos adentra de lleno en la emoción que suponen las carreras vistas a través de los ojos de un piloto. Tal vez no resultará tan interesante para aquellos espectadores menos deportivos. Pero la película está tan bien construida que, si entras de lleno en la trama, sus dos horas y media de metraje pasan a toda velocidad. Las excelentes coreografías al volante acompañadas de una magnifica fotografía y mezcla de sonido hacen que el espectador viva en primera persona la emoción de Le Mans ‘66. 

¿Y qué decir de su reparto? Como siempre Christian Bale está soberbio como el piloto británico Ken Miles. No hay papel que se le resista a este hombre. Matt Damon está notable, y el tándem que forman él y Bale está bastante bien desarrollado, de modo que es fácil ponerse en la piel de ellos. El resto del reparto, compuesto por Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, entre otros, cumplen con creces, aportando momentos brillantes a la trama. 

Una buena historia de amistad y adrenalina

En definitiva, aunque Le Mans ‘66 no parte como favorita a ganar el Oscar a mejor película, si ha conseguido hacerse un hueco en esa categoría será por algo. Y es que estamos ante un excelente drama deportivo con un reparto magnífico. Una historia real de una amistad forjada en las pistas de carreras. Mangold consigue revivir los momentos más emocionantes del evento, haciéndonos sentir la adrenalina y la velocidad, como si fuéramos nosotros quien pilotáramos. Todo ello convierte a Le Mans ‘66 en un filme notorio que merece la pena disfrutar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here