El primer live-action de Disney de este 2019 llegó volando a los cines el viernes pasado. Nunca mejor dicho, pues el clásico adaptado ha sido Dumbo, con Tim Burton en la dirección y un reparto de lujo. Pese a las críticas mixtas que ha recibido, personalmente he quedado muy satisfecha con el resultado. He aquí mis razones.

Nuevo argumento sin perder la esencia 

Las películas de acción real de la compañía presentan cambios ante las originales de animación. Dumbo no es una excepción, aunque sí creo que es la que más diferencias presenta. Puede que el tierno elefante de grandes orejas pierda protagonismo al incluir en la trama personajes humanos, los cuales eran casi nulos en la de animación. Pero Tim Burton ha decidido darle un toque más “realista” dentro de la ficción. Y seamos sinceros, ¿veíais sostenible una trama dirigida por un ratoncito y unos cuervos latinos enseñando a volar a Dumbo? Para llevarla a cabo en acción real, hacían falta cambios. A mi parecer, han sido bastante acertados. Y lo más importante: mantienen la esencia del clásico mediante guiños y, sobretodo, mediante la música. No faltan los temas principales y tan queridos de la película original, algunos incluidos de manera sutil, otros más visibles. Más de uno dibujó una sonrisa en mi rostro. 

Tim Burton ha modernizado el clásico. Sin ser innovador ni catalogarla de obra maestra, Dumbo mezcla con gran soltura el estilo tan característico del director y el de Disney. El resultado es un filme entretenido, tierno y con mensajes muy actuales y necesarios, como el amor y respeto hacia los animales, algo mucho más destacado en esta película que en la original. Aplaudí este hecho, y el desenlace acorde a esta idea. No digo más, para no entrar en detalles. 

Grandes puestas en escena y reparto a la altura

Burton se rodea de grandes escenarios y vestuarios vistosos y coloridos para dar vida al mundo circense, siempre bajo esa capa de tonos grisáceos y pálidos que caracterizan su sello cinematográfico. Junto a este hecho, vuelve a trabajar con actores de la talla de Danny DeVito, Michael Keaton y Eva Green, además de Colin Farrell y dos jóvenes intérpretes que dan vida a sus hijos: Nico Parker (hija de Thandie Newton) y Finley Hobbins. Todos cumplen, en especial DeVito, que me ha resultado encantador y muy cercano al espectador. 

Una curiosidad: dos de los personajes del circo son españoles y se dedican profesionalmente al mundo del espectáculo. Miguel Muñoz es mago y Zenaida Alcalde es artista de circo especializada en trapecio. Al igual que en la película, también son pareja en la vida real. En la película dan vida a los personajes Ivan The Wonderful y Catherine The Greater, los ilusionistas del circo de Max Medici.

Una música que te hará volar

Danny Elfman vuelve a trabajar con el director, y firma una partitura maravillosa, donde incorpora las amadas canciones del clásico de animación, que despertará las. sonrisas en los espectadores que hemos crecido con el pequeño elefante. Gran trabajo.

No todo es color de rosa…

Sí, he hecho alusión a los elefantes rosas. Risas aparte, he de decir que Dumbo no es perfecta, pues aunque no cuesta demasiado entrar en la película gracias a una primera parte muy bien llevada, la segunda mitad se hace por momentos larga. Cuesta en alguna ocasión mantener la atención. Sin embargo, consigue despegar hacia una excelente clausura. En cuanto al CGI, también deja mucho que desear en ciertas escenas, sobretodo al ver a Dumbo sobrevolar los cielos, así como algunos animales. No desvían la atención, pero sí chirría en una película con gran presupuesto.

¿Es Dumbo tan mala como dicen?

Para nada. Al menos, esa es mi opinión. Yo la he disfrutado de principio a fin, y como ya he mencionado, pese a no ser algo nuevo ni el retorno del mejor Tim Burton (ahí habría mucho que debatir teniendo en cuenta los gustos), su particular Dumbo es una película entretenida, bella visualmente y llena de valores importantes, destacando el mensaje antibullying y ecologista, así como el amor y la unión familiar y el luchar por nuestros sueños. De modo que si las críticas negativas te habían frenado, mi recomendación es: vuela al cine y disfruta de esta mágica historia. Por lo menos, inténtalo. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here