{"subsource":"done_button","uid":"366C4FBE-2A3E-4EC7-A88D-D3FB8C0DFDA8_1605470463307","source":"other","origin":"gallery","source_sid":"366C4FBE-2A3E-4EC7-A88D-D3FB8C0DFDA8_1605470463338"}

¿Estáis blanditos y buscáis una película enternecedora para una noche de fin de semana? Hoy os hablo de Clouds, una emotiva historia basada en hechos reales, disponible en Disney Plus.

Si os gustaron películas como Bajo la misma estrella o Antes de ti, es muy probable que esta también. Clouds nos cuenta la historia de Zach, un adolescente diagnosticado con un cáncer óseo poco común. A pesar de la terrible noticia, decide servir como inspiración a las personas que le rodean en el poco tiempo que le queda con vida. Basada en el libro «Fly a Little Higher», de Laura Sobiech, la madre de Zach.

Con sólo leer la sinopsis, sabemos a lo que vamos a enfrentarnos. Aun así, sorprende porque, al igual que los títulos mencionados anteriormente, tiene un punto de vista positivo que persevera en medio de tanta oscuridad y tristeza. Y es el hecho de no esperar a estar enfermos para empezar a disfrutar de la vida, junto a aquellas personas que amamos. Clouds es un canto lleno de vitalidad, tanto en sentido figurado como también literal.

No es que sea la película del año, ni mucho menos. Pero consigue su función, y si estás blandito, te emocionará en algún que otro momento. No obstante, no se sobrepasa en exceso con el drama que es en sí, sino que intenta desde el principio transmitir la pasión y las ganas de vivir que demostró este joven, convirtiendo este filme en un bonito homenaje para él y su familia. Ofrece un retrato maduro y emotivo sobre la enfermedad y los efectos de esta, y permite conectar casi de manera directa con el relato en cuestión.

Además, su joven reparto está en estado de gracia. El trío compuesto por Steffan Argus, Sabrina Carpenter y Madison Iseman consiguen unas interpretaciones honestas y muy naturales con la que es fácil empatizar.

D3197E60 703D 4372 B2FF C1CB2BE4A567 - Crítica de “Clouds” - Emotivo canto a la vida

De modo que si buscáis una historia de este calibre, Clouds puede ser una buena opción. A pesar de estar destinada a un público adolescente, tiene bastante alma para llegar a espectadores de diferentes edades. Una pequeña sorpresa de la plataforma.

Por cierto, si queréis escuchar la versión original compuesta por el verdadero Zach Sobiach.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here