El hombre pez ha salido a la superficie para traer lo mejor del personaje de DC. Como quizá la gran mayoría de películas de su género, Aquaman no es perfecta, pero ha sido un buen entretenimiento.

Personajes carismáticos

Desde el primero hasta el último de los actores que componen la película han encajado perfectamente en la trama y en los roles asignados. Jason Momoa ha sido un magnífico hombre pez y nos ha dado muy buenos momentos. Con su carisma natural, aporta diversión, acción y un poco de drama. Ha llevado al personaje a otro nivel y le ha dado una nueva perspectiva. Es posible que gracias a él deje de ser el personaje más odiado del universo DC.

Amber Heard y Willem Dafoe han estado también brillantes en sus papeles de Mera y Vulko. Con Heard hemos disfrutado de sus escenas de lucha, sobretodo por las impresionantes habilidades del personaje. En conjunto han sido un equipo brillante bajo la dirección de James Wan, que aunque su repertorio de películas sean muy diferentes a esta, ha hecho un excelente trabajo en la dirección y le ha aportado un punto positivo a la cinematografía de DC.

La paz entre los dos mundos

Sí, la trama no era nada del otro mundo. El tema ya ha sido tratado muchas veces en el cine, la televisión e incluso la literatura. Aún así, creo que el guion ha estado bien trabajando y las escenas conseguidas. Como he dicho no es un peliculón. Pero de nuevo para aquellos que sólo buscan un buen entretenimiento, Aquaman tiene todos los ingredientes. 

Rupert Gregson-Williams, el encargado de la música, lo ha hecho aún mejor. La banda sonora no pasará a la historia, aún así es muy digna de mención. Los ángulos y movimientos de cámaras en ocasiones nos recordaban a los de un videojuego. Pero Aquaman de nuevo ha seguido la linea de las anteriores películas del universo DC.

En general, una buena película. Y desde Tierra Cero os recomendamos que no os la perdáis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here