¡Bienvenidos terriceros! Hoy os traemos nuestras impresiones sobre la segunda temporada de Por 13 razones. Una serie que ha dado mucho de qué hablar y que causó gran polémica tras su estreno. Pero Netflix ha hecho oídos sordos y nos ha querido contar más sobre Hannah, Clay y el resto de personajes que conforman la trama. 

Después de las cintas

Hannah dejo una parte de su vida grabada en 7 casetes de doble cara. 13 historias en total que afectaban a 13 individuos en concreto. Historias de por qué había acabado haciendo lo que hizo. Culpables de su desgracia y situaciones que no pudo superar. Toda la primera temporada trató sobre esto. Acoso, violaciones, pasotismo adrede o sin querer, y finalmente el suicidio fueron los temas que llenaron la trama. 

Ahora los creadores de la serie basada en la novela homónima de Jay Asher han querido ir un poco más allá. Así que vemos cómo el escuchar las cintas ha afectado en gran medida a todos y cómo ha habido un punto de inflexión en sus vidas. Cada cual lo intenta superar a su manera, pero no es fácil y más cuando todavía queda gente que te recuerda lo que pasó.

Realidad plasmada en la ficción

Para los que todavía no hayáis visto la temporada, intentaré no adelantaros acontecimientos. Al igual que su primera temporada, esta trata temas muy realistas. Aunque también trata de ofrecer un punto positivo o una lección a la que aferrarse. Muchos la han acusado de innecesaria, pero creo que es precisamente por estos dos puntos que sus creadores han querido darle una segunda temporada.

Puede que de verdad no hiciera falta ahondar más en el tema. Pero ahora que la he acabado de ver, realmente hay cosas que creo que quizá sí hiciera faltar contar. Es un punto que cada uno deberá juzgar.

Por 13 razones es una serie profunda no apta para todos los públicos. Pero a la vez sirve de crítica tanto para los padres, los profesores, los compañeros y a todo el mundo en general. Claro está, como toda crítica acaba en el olvido, pero eso es otro tema aparte.

Actuaciones brillantes

Tanto los personajes que ya conocimos anteriormente en Por 13 razones como algunas de las nuevas incorporaciones, hacen mucho más realista todo lo que vemos. Sufrimos, odiamos, amamos e incluso nos reímos con ellos en todo momento. Porque sus interpretaciones nos hacen sentir que lo que sucede es real. Y por desgracia lo es en muchas partes.

Así que personalmente creo que es una serie bien elaborada. Aunque con algunos pequeños cabos sueltos o preguntas sin responder, espero sinceramente que no la renueven. Todo lo que podrían tratar con relación al tema está plasmado.

En resumen, una buena temporada que sirve de apoyo a la primera. Nos vemos pronto terriceros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here